Lista Iberoamericana de Medicina Biológica y Odontoestomatología     |     home
CURSO DE MEDICINA BIOLOGICA   |   Curso  I -Que es la Medicina Biológica y como opera   |   Curso II -Disfunción Orgánica.Base de la Medicina Biológica   |   Curso III-Disfunción Electrolítica   |   Curso  IV - Ión Magnesio.Su importancia en la Disfunción   |   Curso V- Ión Calcio. Importancia en la función normal   |   Curso  VI-Disfunción o Enfermedad   |   Curso VII-Homotoxicología   |   Curso VIII- El importante rol de la Función Hepática   |   Curso  IX - Los Catalizadores Celulares   |   Curso X - Homeopatía Científica. Un recurso moderno   |   Curso  XI- Ordenamiento Bioterapéutico Homeopático   |   Curso  XII-Bioterapia.Nosodeterapia. Sarcodeterapia   |   Curso  XIII-Detoxificación en Medicina Biológica   |   CURSO  XIV-Inmunidad Natural o Sistema de la Gran Defensa   |   Curso XV- Como Potenciar la Inmunidad   |   Curso  XVI-Regulación Basal   |   Curso XVII-Iniciando Diagnóstico en Medicina Biológica   |   Curso  XVIII- Alergias y Medicina Biológica   |   Curso XVIII-Odontologia Sistemica y  Disfunción Electrolítica   |   CursoXVIII- Odontologia Sistemica  Neurofocal   |   Curso XIX -Odontologia Neurofocal-Método Diagnostico   |   Curso XX- Consejos para alergias de primavera   |   CURSO XXI- Medicina Biológica y Cáncer   |   Curso XXII- Técnicas de Revitalización     |   Curso XXIII-Paradenciopatías y Medicina Biológica   |   Curso XXIV- Terapia de campo magnetico pulsante   |   TEMAS DIVERSOS DE MEDICINA BIOLOGICA   |   Implantes y fracasos   |   Enlaces favoritos de Medicina Biológica   |   NUTRICION PARA EL ENFERMO DE SIDA   |   FATIGA CRONICA . VISION CLASICA   |   ACUPUNTURA Y SIDA   |   VISION CLINICA DE LA FATIGA CRONICA DESDE LA MEDICINA BIOLOGICA   |   FIBROMIALGIA.UN PROBLEMA MODERNO
Curso VII-Homotoxicología
Curso VII-Homotoxicología


LA HOMOTOXICOLOGIA

La Homeopatía se basa en una ley básica: "Simillia similibus curantur" (la curación a través de la ley de la semejanza), la cual nació de las experiencias realizadas por el Dr. Hahnemann. haciendo posible la curación de las enfermedades con remedios diluidos y dinamizados en forma integral; esto es, sobre los planos físico, funcional, emocional y mental.

En la época de Hahnemann las enfermedades presentaban manifestaciones bien definidas, dado que no existía la contaminación actual.

El hombre tenía un organismo más puro; más limpio de impurezas; vivía en un mundo más puro. De ahí, la eficacia que tuvieron los remedios homeopáticos en la época de Hahnemann.

Por otro lado, desde el avance de la tecnología hasta nuestros tiempos, el hombre comenzó a enfrentar el aumento progresivo de desechos y sustancias tóxicas, los cuales promovieron a la contaminación ambiental.

Los alimentos son preparados con conservantes artificiales que son sustancias extrañas al organismo, que si bien aparentan ser inócuas, no obstante son perjudiciales  llevando  al organismo a enfermedades que la medicina ortodoxa los podría caratular como "de causa desconocida" o "idiopáticas".

En  el mundo de la civilización moderna el organismo humano es agredido constantemente por sustancias tóxicas, motivo que tiene como consecuencia, la aparición de manifestaciones de un perfil multifacético de las enfermedades.

Con la aparición de la combinación de varios remedios en dosis o potencias homeopáticas, se consiguió llegar a cubrir un amplio espectro de causas desencadenantes así como también factores constitucionales e influencias ambientales.

 Así surge la Homotoxicología, creada por  el médico toxicólogo y homeópata alemán, el Dr. Hans Heinrich Reckeweg, basándose en la clínica, toxicología, patología y Homeopatía con fundamentos científicos sólidos, a modo de una unificación de la medicina ortodoxa o galénica, con las heterodoxas o mal denominadas "alternativas".



En sus observaciones descubre que las enfermedades son respuestas del organismo a la presencia de factores homotóxicos  y comprende el por qué y como los remedios homeopáticos que en su mayoría son diluciones de sustancias tóxicas, al actuar mediante la ley de Efecto Inverso de Arnld-Schultz, o mediante la Ley de la Semejanza de Hahnemann, estimulan los mecanismos enzimáticos o inmunológicos contra la homotoxina e induce la eliminación por vías humorales, mediante mecanismos de de excreción e inflamación o el intento de neutralización mediante las fases de deposición tisular extracelular.

La Homotoxicología forma parte de la toxicología y la patología. Toda afección, así como toda reacción corporal, tales como trabajo , metabolismo, movimiento muscular, pensamiento, etc. y todas las funciones orgánicas pueden manifestarse solamente a través de transformaciones de componentes químicos.

Por lo tanto, estas sustancias son importantes para la vida, la enfermedad y la salud.

El organismo se defiende contra sustancias tóxicas que H.H. Reckeweg llamó "homotoxinas". En esta etapa de lucha contra ellas, el organismo trata de reparar lo que ha sido dañado por los venenos, toxinas, quimioterapéuticos y otras sustancias tóxicas en general

Estas reacciones de autoreparación, producto de este enfrentamiento entre el organismo y las homotoxinas es lo que nosotros describimos como "enfermedad".

Vale decir que la enfermedad en esta fase es aquel estado del combate entre el terreno y el huesped con el objeto de llevar a cabo la autoreparación.

De esta manera, con la Homotoxicología nace el nuevo concepto terapéutico de Medicina Biológica que podemos situar entre  la Homeopatía Hahnemanniana clásica y la Medicina convencional; entre la patología y clínica ,con los conceptos y principios de la Homeopatía, así como también con ciertas leyes por las cuales se basa la Medicina Natural Homeoterapéutica (Sistema Aleman de los Drenadores).

El término "Homeopatía" el cual significa "dolencia semejante"
( "Homeos"= semejante; "patos"= dolencia), se contrasta con la de la "Homotoxicología", el cual proviene de dos términos: el primero del latín,"Homo-hominis"(hombre) y el segundo del griego: "Toxicon"(veneno).


Así pues, la "Homotoxicología", investiga la acción biológica de ciertas sustancias denominadas toxinas, en los procesos fisiológicos y de mantenimiento de la salud.




En 1911, el biólogo austríaco Ludwig Von Bertalanffy describió al ser humano como un sistema cerrado, pero inmerso en otro más amplio, existiendo de esta manera entre el uno y el otro un flujo de intercambio de energía y materia.

EL Ser Humano requiere del sistema donde habita, para el adecuado mantenimiento de las funciones vitales. En este caso se requiere del Medio o Ambiente.

Otros sistemas cerrados como ser las propias células humanas, tambien necesitan del entorno donde habitan. La interrelación entre unos y otros sistemas requieren de un flujo material/energético adecuado.

En el sistema global del ser humano ingresan sustancias nutritivas y necesarias, tales como alimentos, agua, aire y calor.

Tras una serie de reacciones químicas y físicas, se eliminan otras sustancias que no son ya útiles ni necesarias para el interior de este organismo.

Sin embargo, cuando entran sustancias inadecuadas al sistema del organismo humano, éste trata de defenderse contra estas sustancias, denominadas "homotoxinas". por el Dr. H.H.Reckeweg,


La expresión física de este combate entre homotoxinas y el organismo se manifiesta como "enfermedades".

Por lo tanto, lo que denominamos "enfermedad" es en realidad el reflejo de que el organismo se está defendiendo de las sustancias homotóxicas. Es la reacción de los sistemas defensivos automáticos del sistema de flujo humano para expulsar como sea las homotoxinas del cuerpo. Es una forma regular existente en el programa Biológico Humano

Por ello la medicina farmacológica se halla en un grave error frente al método terapéutico de las enfermedades.

Se podría dar como ejemplo el proceso de la inflamación, que en sí sucede porque el sistema inmunológico está combatiendo con la sustancia o noxa.

Así, frente a esta reacción natural del organismo, la medicina convencional administra al paciente medicamentos antiinflamatorios, bloqueando así los procesos reactivos del organismo contra las homotoxinas.

Aunque el paciente se va a sentir aliviado, sin embargo tras otras "supresiones", llegará un momento en la historia clínica del paciente la aparición de enfermedades de tipo crónicas, provocadas por la administración de remedios "anti - " , tán clásicas en la medicina farmacológica.
nalmente, en la tercera fase ya las homotoxinas han ingresado dentro de las células y han llevado a producir procesos de tipo degenerativos ( por ejemplo: Cirrosis Hepática), punto inicial para el comienzo de procesos de neoformación; esto es, la formación del cancer.( ver Tabla de la Homotoxicosis).

Toda enfermedad puede ser categorizada bajo los siguientes procesos:

La Excreción de las toxinas
La Deposición de las Toxinas; y
La Degeneración por la acción de las Toxinas sobre la célula.

El primer punto es aquella fase en donde el organismo trata de expulsar a las homotoxinas, como sea posible. Sin embargo, para ello el cuerpo debe tener indemne el sistema de los emuntorios.

En la segunda fase ya el organismo comienza a perder el poder de reacción contra las homotoxinas, depositándose en el espacio extracelular, rodeados por un grueso de células del sistema inmunocompetente. Véase esquema  de espacio de Pischinger.

En este punto, ya comienza el proceso de cronicidad de la enfermedad en sí.

Reckeweg describe dos fases de la enfermedad, según la acumulación toxínica en una Humoral y otra Celular.


En la primera fase el organismo no se encuentra comprometido; existe una reacción óptima frente a las homotoxinas, sean éstas exógenas o endógenas.

Hay una respuesta de los sistemas defensivos con el objeto de combatir contra dichas sustancias.



En este período el organismo se defiende en buenas condiciones tanto enzimáticas, energético-vitales, así como también el buen funcionamiento del sistema de los emuntorios.

Entre estos sistemas se encuentran:

Higado (fase detoxificante a través de la taurina)
Cólon (excrementos
Piel (transpiración)
Riñon (orina )
Pulmón (espiración-tos)
Fluidos (saliva-lágrimas)



La Fase Humoral establece un pronóstico favorable frente a la terapia antihomotóxica, ya que es posible detoxificar fácilmente.

Por lo contrario, en la Fase Celular, existe un progresivo deterioro de las funciones vitales; el sistema enzimático comienza a deteriorarse y el estado de la vitalidad del organismo empieza a
disminuir, llevando al paciente a un pronóstico dudoso frente a la terapia antihomotóxica.

A su vez cada una de las fases anteriormente nombradas, se subdivide cada una en tres subfases, que son :

Fase de Excreción
Fase de Reacción
Fase de Deposición
.Fase de Impregnación
Fase de Degeneración
Fase Neoplásica

Fase de Excreción: La primera de las fases o de excreción no puede considerarse como una enfermedad en sí.

Simplemente equivale al esfuerzo del organismo para eliminar más intensamente una carga toxínica incrementada.

Un ejemplo característico de esta fase puede ser un cuadro de diarrea, producida por un intento de excretar parte de las sustancias tóxicas que eventualmente han podido ingresar a través de un alimentación inadecuada.

Podríamos entender que un tratamiento supresivo ( antidiarréicos;etc.) anularía este esfuerzo del organismo dejándole, posiblemente libre de síntomas diarréicos, no obstante con la acumulación toxínica en el interior.

Fase de Reacción: Si el organismo no puede eliminar por sus propias vías las homotoxinas, la tendencia orgánica es sufrir la siguiente de las fases descriptos por el Dr.Reckeweg. Durante esta Fase de Reacción, como su nombre lo indica, se intensifican las reacciones de defensa relacionadas con  el Gran Sistema Defensivo    

En este sistema, los cuatro primeros;

Adenohipófisis/ Suprarenal,
Sistema Retículo Endotelial,
Defensa Neural Antitóxica y
Acción detoxicante del tejido conectivo (Espacio de Pischinger),

Todos intervienen muy activamente en esta fase mediante mecanismos de inflamación.

La inflamación o combustión de toxinas, producida por la identifi-cación de los procesos metabólicos y defensivos, es la base de esta fase.

Eliminar esta fase mediante terapias supresivas intensas sobre la inflamación es cometer un gravísimo error contra el proceso biológico defensivo.

En la Terapia antihomotóxica, mediante la farmacología homeopática de de medicamentos homotoxicológicos, se estimulan las dos primeras fases de la enfermedad antes descritas, a través
de un cuidadoso estudio y aplicación de la sintomatología del enfermo.

De manera que un proceso de excreción o uno de inflamación no se inhiben sino que se potencia todo el sistema sinérgico de la Gran Defensa.

Fase de Deposición: Si mediante las dos fases anteriores nuestro organismo no consigue liberarse de la acción de las homotoxinas, entramos en la siguiente fase llamada de "Deposición."

El esfuerzo biológico es conducido hacia la formación de      depósitos de toxinas, en un intento defensivo para que no se extiendan de forma generalizada, afectando a cualquier otro punto orgánico.

Se originan en esta fase ,procesos de formación de      ateromas, verrugas, adiposidad, miogelosis, depósitos de ácido úrico,etc.

Las Fases Humorales de la enfermedad generalmente presentan un pronóstico bueno, dado que no existen lesiones celulares, por lo que el trastorno producido por las homotoxinas es unicamente de tipo funcional.

Entre estas tres fases humorales y las siguientes o celulares existe una línea de separación denominada "Corte Biológico".

Rodeando a todas las células del organismo se halla el Liquido Extracelular (LEC).

El Líquido Extra Celular baña,protege y nutre cada una de las células.

Sobre él vierten tanto el sistema nervioso como el sanguíneo, las moléculas y sustancias necesarias para el cumplimiento de las funciones vitales del organismo celular. Este es el denominado Espacio de Pischinger.

En el Liquido Extra Celular existen células indiferenciadas de orígen mesenquimático, tales como los fibroblastos, que entre otras funciones, se encargan de fabricar una sustancia mucilaginoso específica de cada una de las moléculas vertidas en el LEC, cuyo punto final de acción será el interior de la célula.

En otras palabras; los fibroblastos crean para cada molécula biológicamente reconocida un vehículo específico que transporta a estas moléculas introduciendolas en el interior dentro de la célula.

Se entiende como célula biologicamente reconocida a aquella que cumple con características y funciones establecidas originalmente por el Programa Biológico y que guardan en sus memorias virtuales celulares, toda la información necesaria para el correcto cumplimiento de su función y que por lo tanto son capaces de integrarse correctamente al sistema de coordinación interorgánico

Fenómeno de Deprogramación Biológica .

Cuando el Líquido Extra Celular se llena de cierta cantidad de sustancias anormales o extrañas y que no son  reconocidas por los fibroblastos, se enturbia el medio y se dificulta el flujo entre las terminaciones nerviosas, sanguíneas con  la célula, produciéndose una alteración del Programa Biológico Original
forzando al organismo a efectuar un by-pass en el sistema normal, para poder seguir funcionando.  Es decir el algoritmo del Programa Biológico Original, se modifica.

La matrix extracelular ,que para los efectos prácticos, actúa como un verdadero filtro de las partículas tóxicas que allí se van depositando, va perdiendo su condición de gel y este se van densificando perdiéndo la capacidad filtrante y generando un aumento de su densidad por la captación de toxinas.

Este gel pierde su característica basal y pasa a constituir un verdadero reservorio de tóxicos, (los mayores de 10.000 Angstrom son los que se eliminan por vía linfática ). El resto constituye un verdadero elemento impregnante de tóxicos desde el campo extracelular hacia el interior de las células.

Las células al no recibir en forma regular las moléculas nutrientes que necesitan, se debilitan, manteniendo sus residuos metabólicos en el interior alterándose  los canales de las membranas celulares (canales, del sodio,potasio,calcio) y llegando al final a una carga toxínica creciente en el Líquido Extra Celular, aumentando la presión osmótica del medio, a la vez que la falta de oxígeno a nivel celular,acidifica el medio transformándolo en un medio contranatura.

Las toxinas producto del metabolismo celular reingresan  dentro de las células, comenzando a manifestarse las denominadas Fases Celulares de la Enfermedad.


Por lo tanto, la separación entre las Fases Humorales y las Celulares por el llamado "Corte Biológico", no es más que que el paso de las homotoxinas a través de la membrana celular; el "corte biológico"es la separación entre la célula y el medio extracelular.(ver Tabla de Homotoxicosis).
A partir de este punto ya existe un compromiso y deterioro progresivo a nivel celular; así pues la enfermedad se establece ya en las siguientes fases que ya pertenecen a las Fases Celulares de la Tabla de Homotoxicosis según como entiende la Homotoxicología:

Fase de Impregnación: Se podría señalar que esta fase marca el ingreso progresivo de sustancias tóxicas dentro de la célula, produciendo primero trastornos serios de tipo funcional, y progresivo deterioro enzimático.

Globalmente, existe en sí una fuerte repercusión en el metabolismo celular por la "impregnación" progresiva de las homotoxinas dentro de la célula.

Fase de Degeneración: Dentro de la célula, las homotoxinas ejercerán una reacción de tipo degenerativo, pues la falta de reconocimiento interno genera una acción metabólica y enzimática totalmente alterada.

Fase Neoplásica: Una situación degenerativa mantenida indefinidamente provoca una falta generalizada de reconocimiento de las funciones propias, apareciendo neoformaciones con crecimiento y comportamiento celular aberrantes.

Los principios fundamentales de la Homeopatía fueron la base de las modernas concepciones que el Dr. Reckeweg dió a conocer dentro del ámbito clínico que concierne a los métodos terapéuticos biológicos, y en especial la importancia de la constitucionalidad del individuo como un todo que responde al unísono frente a la noxa.

Esta constitucionalidad a su vez se relacionaría, en última instancia en función del desarrollo embrionario.

Pues así Reckeweg profundizó estos conceptos ampliamente, llegando de esta manera a la confección de un cuadro que relaciona las distintas capas embrionarias con las fases alcanzadas mediante la acumulación de homotoxinas o fases de las enfermedad.

Por lo tanto las seis fases de la homotoxicosis arriba descritos no son más que el grado de acumulación de las homotoxinas en el organismo y de daño humoral o celular padecido.

En dicho cuadro, denominado por el Dr. Reckeweg "Tabla de Homotoxicosis", se colocan en ordenadas las capas embrionarias y en abscisas las fases de la enfermedad.

Cuando en una de las fases no se ha conseguido neutralizar el efecto de las homotoxinas, es frecuente que la enfermedad avance hacia otra fase.

Según se avanza en las fases de enfermedad,ésta se hace más peligrosa. Por lo contrario, el desplazamiento de una de las fases significa una evolución benigna y favorable que tiende hacia una curación más sencilla.

Con respecto a la clasificación establecida por el Dr. Reckeweg en las diferentes capas embrionarias, se entiende que es muy oportuna, pues refleja el punto de acción donde están expresándose las homotoxinas y la reacción biológica ante éstas, independientemente de las fases de homotoxicosis.

De esta manera encontramos en la Tabla de homotoxicosis las siguientes capas:

Ectodermo  formado por : Epidermis   ; Orodermis                                       Neurodermis : Simpaticodermis

Mesodermo formado por : Nefrodermo ; Serodermo
                      Germinodermo ; Musculodermo
Mesénquima formado por : Osteodermo ; Cavodermo
                    Hemodermo ; Intersticiodermo  Linfodermo

Endodermo formado por : Mucodermo ; Organodermo

De esta clasificación surge que el cuadro sintomático específico del paciente se produce en función del locus minoris resistentiae, o lugar de menor resistencia, cuyo orígen se halla en el desarrollo embrionario y por ende constitucional. Por lo tanto, la evolución de las fases de izquierda a derecha Reckeweg lo denominó como Vicariación progresiva; en cambio la evolución de derecha a izquierda lo llamó Vicariación Regresiva.

La primera situación o evolución de la enfermedad se trata de una vicariación progresiva y biológicamente peligrosa, provocada por métodos no biológicos o drogas las cuales suprimen la manifes-tación normal y natural de la enfermedad.
Esto se observa en caso de procesos de inflamaciónes
  especialmente por la supresión de excreciones o secreciones fisiológicas o patológicas como ser pus, descargas en general, transpiración,etc. .

En la Tabla de homotoxicosis la vicariación progresiva tiene una dirección hacia la derecha y/o hacia abajo; en cambio la regresiva hacia la izquierda y/o hacia arriba.

El Dr.med. Arturo O'Byrne. Director de Educacion para Iberoamerica. Sociedad Internacional de Homotoxicología. Alemania, nos dice :
"El objetivo de las toxinas como de los fármacos, serían los mismos sustratos bioquímicos que están dentro de la estructura de la propia célula.

Las bases de la biología molecular que fueron presentadas hace ya bastante tiempo por BUTTENAM, determinan que todas las transformaciones vitales se relacionan con la transformación de sustancias químicas.

Si recordamos los conceptos de la homotoxicología de Reckeweg, uno de los principios que el presentaba en la homotoxicología era de que todo en el organismo no era más que moléculas moviéndose en uno u otro sentido, o sea que el punto de partida del concepto homotoxicológico es el concepto de la biología molecular de BUTTENAM que habla muy claro de que todo proceso vital está relacionado o actuando con el movimiento de moléculas o las transformación de sustancias químicas dentro del organismo.

La aplicación y el conocimiento de todos los mecanismos de acción biomolecular que estén o hallan estado implicados en la fisiología y por consiguiente tambien que estén o hallan sido explicados en la patología, serían determinantes en un momento para la profilaxis o para el tratamiento de las enfermedades."

Mas adelante agrega : "Por lo tanto si llegamos a conocer en profundidad la biología molecular fisiológica y la biología molecular patológica y podemos, de alguna manera, influir, modificar o actuar, sobre las moléculas que intervienen en cada uno de esos procesos, entonces podríamos  prevenir las enfermedades o tratar las enfermedades con base en el manejo de los elementos químicos involucrados en el propio funcionamiento de la célula. "

HOLSTER en la revista Medicina Clínica número 46 de 1974  muestra aquí un estudio hecho en laboratorio, donde intenta observar realmente que el famoso efecto de ARN & SCHULTZ, realmente opera.

Toman una rata, y hacen diluciones a la D3 y diluciones a la D4 de uno de los venenos asocolores, uno de los tóxicos más conocidos que es el metil colantreno, y observaban que si a las ratas les colocaban metil colantreno intraperitoneal las ratas morían.

Pero al colocar una dilución a la D3 o una dilución a la D4 de metilcolantreno, o sea uno en mil y uno en diez mil del metil colantreno, entonces el hígado de las ratas empezaba a producir una enzima antitóxica específica, para neutralizar o controlar ese metil colantreno.

Efectivamente, se confirmó que la inyección intraperitoneal de metil colantreno en forma homeopática, inducía en el hígado la producción de una enzima la Aso N Demetilasa, capaz de degradar el metil colantreno, con lo cual se demostraba la ley del efecto inverso, de ARN & SCHULTZ que nos decía entonces que una sustancia en dilución era capaz de hacer el  efecto contrario a la sustancia en concentración.

Lo que se encontró aquí, es que en el caso del ejemplo, de las sustancias tóxicas ,al homeopatizarlas estas sustancias tóxicas se convertían en inductoras enzimáticas y entonces ese veneno homeopático hacía que el hígado o que el órgano que fuese produjera las enzimas que el cuerpo necesitara para neutralizar o degradar el propio tóxico, de esa manera se explicaría la ley del efecto inverso de ARN & SCHULTZ mediante inducción enzimática de sustancias antitóxicas.

Confirmó igualmente que el producto era activo tambien con otros asocolores, lo que confirmó la Ley de la Similitud enunciada por Hanemann.

De esa manera en un experimento simple de laboratorio se pudo demostrar que la ley del efecto inverso de ARN & SCHULTZ y la ley de la similitud de Hahnemann desde el punto de vista de biología molecular si tenían una explicación y una justificación realmente clara.

O´Byrne nos indica cuando usar la Ley de Arn & Schultz y cuando la de Hahnemann.

"De hecho estamos utilizando uno que puede tener los dos efectos al tiempo, es decir, actuando sobre el propio tóxico, pero también actuando sobre todos los que se le parezcan.

Las dos acciones, tanto el efecto adverso, como la ley de similitud operarían al mismo tiempo. O sea no habría especificidad en este sentido.

Realmente qué es lo que hace que el metil colantreno homeopático genere, una inducción terapéutica mediante una acción antitóxica específica que es lo que se llama el efecto invertido y una inducción terapéutica mediante la acción antitóxica global que es lo que se llama el efecto de similitud; de esa manera queda muy claro, se puede entender muy claro como una misma sustancia ejerce y la ejerce al mismo tiempo -o sea que es la pregunta que acabamos de responder- los dos efectos, tanto el específico como el efecto global."


La terapia antitóxica entonces, se fundamenta en estos dos pilares básicos, por lo tanto el uso y la acción de los medicamentos antihomotóxicos diseñados y efectuados por Reckeweg se fundamentarían principalmente en las dos leyes básicas ya que intenta estimular el sistema de la gran defensa, administrando dósis diluídas y diamizadas de las propias toxinas o dósis diluídas y dinamizadas de los metabolitos activos relacionados con la enfermedad, es decir, estaríamos trabajando con las sustancias de naturaleza endógena que estén relacionadas con la patología.

Gracias a la Biología Molecular y a la Biopatología, se sabe exactamente cuales sustancias y cuales elementos de naturaleza bioquímica se están generando durante las distintas enfermedades, sobre todo las metabólicas, por ello es posible trabajar precisamente con esas mismas sustancias ya que al prescribir un metabolito endógeno de tipo tóxico, producido por una enfermedad se está frenando, controlando o neutralizando el efecto de ese metabolito tóxico.

O´Byrne nos señala que bajo la terapéutica biomolecular el Sistema de la Gran Defensa, trabajaría principalmente a nivel hepático ya que, al administrar el medicamento o el tóxico o el metabolito tóxico endógeno homeopatizado, ese produce un estímulo a la capacidad detoxicante del hígado  o inducción enzimática hepática, ya que esta es la forma básica de la terapia biomolecular, estimular a nivel del hígado la producción de enzimas específicas contra el elemento tóxico que estamos administrando.

A nivel del sistema reticuloendotelial, estos fenómenos de inmunización antitóxica específica son muy claros ya que estos medicamentos antihomotóxicos (injeeles ), se van a unir a las proteínas plasmáticas formando APTENOS débiles capaces de inducir inmunorreaciones, ya que la cantidad que se prescribe de tóxico es muy pequeña como para producir un efecto venenoso o tóxico, pero suficientemente para generar una reacción de tipo acteno.

Ese acteno débil sería igual que el efecto, que se busca cuando se hace una vacuna o que se busca cuando se da una dósis pequeñísima de una sustancia alergénica para inducir una inmunorreacción contra las alergias.

Cuando se dan estos medicamentos homeopáticos o  tóxicos diluídos, realmente lo que estamos induciendo o produciendo basicamente es la generación de actenos débiles y por lo tanto, estimulando el sistema inmunológico. Esta es la principal diferencia con los productos farmacológicos.

O´Byrne señala : "Por el lado del sistema nervioso, la aplicación de estos medicamentos mediante el efecto inverso, desencadena reflejos nerviosos curativos, en el sentido que fue explicado por RITKER, SPERANSKY Y RILLEY, donde estos efectos de estas toxinas diluídas estimularían el sistema nervioso -las terminales nerviosas- desencadenando por vía periférico central osea, de los terminales nerviosos libres del mesenquima hacia el cerebro a nivel de la hipófisis para que segregue las hormonas que van a inducir una reacción inflamatoria local.

Básicamente lo que se hace al poner estos medicamentos es inducir la aparición de reacciones inflamatorias benéficas que buscarían entonces favorecer, ayudar o inducir la eliminación de homotoxinas, porque sabemos que la función prioritaria de la inflamación es favorecer la liberación de sustancias homotóxicas.

A nivel de sistema nervioso, si damos la toxina  en dosis farmacológica, se va a generar un sindrome de irritación que puede llegar incluso a ser mortal ya que este sindrome de irritación por ejemplo (en el caso de una toxina de un veneno de una serpiente) puede terminar en un sindrome de coagulación intravascular diseminada que mata al paciente; pero en cambio, si esa toxina la tenemos o la damos en dosis homeopáticas van a producir un sindrome de excitación el cual desencadenará reacciones benéficas como la inflamación, generando entonces de esa forma un efecto terapeutico.

Esa es la razón por la cual estos medicamentos homeopatizados también tienen un efecto importante a nivel del sistema nervioso.

La terapia antihomotóxica utiliza generalmente la administración de potencias en acorde: 6, 15, 30 y 200, donde está haciendo o permitiéndonos hacer el rango global de esto y se incluye potencias bajas y potencias altas, lo cual se observó ya desde el propio CAHIS en Barcelona (quien es el creador realmente de las potencias en acorde por allá en el año de 1902), se observaba que se atenuaban significativamente las reacciones de agravaciones excesivas, es decir de las vicariaciones positivas, las famosas o llamadas crisis curativas de los homeopatas clásicos podían atenuarse, disminuirse o llevarse de una manera más suave, permitiendo sobre todo que esas se hicieran por vías de los emuntorios, es decir que fueran principalmente defecaciones, orinadas, sudadas, eliminadas de toxinas, en vez de reacciones fuertes o agudas o severas como las que se podían ver con los mediamentos cuando estaban en potencias únicas.

Importante es ver como, los alimentos pueden estar jugando papeles claves en este punto. Esto explica la importancia de Medicina Ortomolecular de Linus Pauling.

Los alimentos sea absorben y se transforman y básicamente van a tener dos acciones prioritarias, a nivel de hígado que es el lugar donde se van a llevar a cabo todos los procesos de catabolismo y anabolismo a partir de los elementos tomados de los alimentos, y a nivel del Espacio Básico de Pischinger o tejido extracelular, que es el lugar donde estas sustancias ya primarias como aminoacidos, vitaminas, minerales, etc., van a a ser entregados a las celulas para que éstas puedan proceder a hacer su propia química interna.

En el Espacio Básico de Pischinger, vemos que el funcionamiento de todo este tránsito molecular  tanto los alimentos, como las sustancias tóxicas que entran a través de los alimentos colorantes , aditivos y preservantes,aire que entra a través del medio ambiente tóxico- está controlado por las hormonas del lóbulo anterior de la hipófisis y por las hormonas de la corteza suprarrenal.

El control del tejido extracelular y de la función del tejido extracelular basicamente va a ser un control de naturaleza neuroendocrina; y efectivamente aquí se puede producir por ejemplo el síndrome de adaptación que fue descrito y enseñado por el austriaco HANS SERGE cuando, el organismo respondiendo a las toxinas alimentarias o a las toxinas de otro tipo contaminante, utiliza mecanismos de contrarregulación adaptativa.

Según sea la naturaleza o el tipo de toxinas que capte,  el cuerpo puede responder haciendo una fase de excreción y producir  mucosidades, flemas, diarrea, como tambien puede tambien desencadenar una reacción inflamatoria si es que la naturaleza de las toxinas así lo exigen, es decir, constantemente, este mecanismo neuroendocrino está produciendo respuestas para ajustarse, para regular la situación tóxica o no tóxica que en un determinado momento tenga el tejido o el sistema extracelular.

Con ello se observó como las reacciones del tipo inflamatorio eran una respuesta al exceso de toxinas.

Cuando la acumulación de sustancias tóxicas en el tejido extracelular de Pischinger sobrepasaba un cierto nivel, entonces ya la respuesta no era de naturaleza excretora, y la respuesta no era la eliminación o la inducción de una mayor eliminación por vía de los emunctorios, sino que ahora había que reaccionar con la inflamación como un mecanismo de urgencia, ante una emergencia.

Pero, la toxicidad masiva o la toxicidad repetitiva o los tratamientos retóxicos, sobre todo los tratamientos de naturaleza supresiva (fármacos que cortan las eliminaciones o las reacciones del cuerpo en forma persistente), podrían llevar a lo que HANS SERGE señaló como las fases tóxicas de agotamiento.

Es decir que ya el cuerpo no es capaz de hacer más contrarregulaciones adaptativas, ya que no es capaz de estar acomodandose y ajustándose a la situación tóxica crónica, que el organismo finalmente entraba en una reacción de agotamiento por excesiva estimulación.

El sistema neurodendocrino no era capaz de compensar más la situación y por lo tanto, se creaba la situación denominada como "parálisis de regulación ", cuando la enfermedad vence.

Esto es un proceso que va ocurriendo a través de los años en la medida en que se va produciendo la acumulación tóxica.

Según lo establecido por HANS SELYE, primero hay que eliminar la toxicidad masiva,despues hay que eliminar la toxicidad repetitiva; además el paciente tiene que modificar sus hábitos de vida, tiene que dejar de fumar, comer mal, tiene que empezar a hacer actividades, ejercicios, cosas que permitan eliminar esa toxicidad repetitiva .

Lógicamente tenemos  que eliminar los tratamiento retóxicos que están agravando aún más la situación tóxica del paciente y llevándolo hacia la fase de agotamiento neuroendocrino.

Estos  son fenómenos en la biología molecular y  procesos que ya están perfectamente demostrados.

La inflamación entonces es la imagen de una limpieza o depuración de homotoxinas del Sistema Básico de Pischinger, y debe entenderse  que la inflamación intenta básicamente la limpieza y por lo tanto, la inflamación es un proceso biológico, que debe regularse en la forma de una desintoxicación y no de una supresión de la sintomatología,  y  por lo tanto la acción terapéutica biológica orientarse a ayudar a hacer más efectiva la inflamación y a buscar vías de salida, crear mecanismos de depuración de la toxicidad ,para que ella logre cumplir con su función fisiológica .

Por esta razón vemos  que muchos medicamentos como Traumeel, como Grip heel, como Engystol, como Galium heel, como Psorinoheel, como Linfomyosot, son medicamentos orientados a apoyar la inflamación y a favorecer el drenaje de toxinas .

El paciente en un proceso inflamatorio, con estos medicamentos se ve  que inmediatamente , lo ponen a flemar más a eliminar más o incluso alguna vez si hay una fiebre de poca importancia, son capaces de estimular para que haga una reacción febril adecuada que responda a la situación tóxica del paciente.

El trauma también es una situación homotóxica y la inflamación intenta  ayudar al proceso de cicatrización y  control del proceso traumático

En el trauma se liberan una cantidad de sustancias de tipo tóxico celular que son las que desencadenan el edema y la crisis.

O´Byrne señala : " si un paciente presenta un trauma y si se le da Traumeel cada hora o cada dos horas una pastillita, observamos que ese trauma que en unas condiciones normales hubiera durado 5 días la recuperación, con esto hace que dure dos días. Entonces no se lo suprimes sino que se acelera el proceso. Por ejemplo el Milefolium o el Aconitum aumentan la vagotonía, el Apis mielitica del Traumeel te reduce el edema, la Echinacea mejora la fagocitosis de los leucocitos, es decir, la estructura del fármaco permite que todo el proceso sea depurado y solucionado más rápidamente; entonces lo que observamos es que esos fármacos lo que hacen es favorecer el proceso de inflamación haciéndolo más efectivo, más eficiente y nunca en forma de supresión del proceso inflamatorio.

En las reacciones vicariantes, lo que tenemos que entender es que son procesos de urgencia, procesos de emergencia del cuerpo, donde se intenta por alguna forma hacer liberación en forma aguda, en forma severa de toxinas, por lo tanto, la idea en la reacción vicariante (la diarrea, la flema, la rinitis, al rinorrea, la secreción masiva, etc.), es modular y atenuar estas que son básicamente unas reacciones de naturaleza hiperertica.

Si las atenuamos podemos tener en cuenta medicamentos como Arsuraneel, Cruroheel y Bryaconeel, estos son los tres famosos remedios A,B,C (A de Arsuraneel, B de Bryaconeel y C de Cruroheel), son unos remedios que Reckeweg diseña pensando en el deshielo de homotoxinas, ya que él hablaba muy repetitivamente de lo que conocía o llamaba como el fenómeno del Iceberg, donde él decía que realmente cuando nosotros estabamos frente a un paciente tóxico o a un paciente crónico, era como cuando íbamos en el barco en el los mares del norte y veíamos flotando en el agua una gran montaña de hielo, un iceberg, pero él nos decía ojo! porque debajo del agua hay más o menos un triple de lo que está flotando, él dice que exactamente lo mismo ocurre en las situaciones tóxicas y las enfermedades.

Los datos clínicos que estamos viendo son como la punta del iceberg, es simplemente la expresión de una situación tóxica muchísimo más profunda y grande, entonces cuando empezamos a dar el tratamiento, realmente el deshielo no solamente es esto que vemos clínicamente, sino que mucho mas, por lo tanto es muy posible que para atenuar y suavizar esas reacciones de vicariación, de eliminación de toda esta cantidad de toxinas que el organismo tiene detrás de una enfermdad crónica o degenerativa, lo ideal es utilizar unos medicamentos para favorecer este drenaje y hacer que las vicariaciones vayan más suave.

Las posibilidades de la homotoxicología es estimular la producción de un gran número de enzimas a partir de sustancias tóxicas atenuadas o de productos de reacciones patológicas.

Se debe establecer el campo de acción de las toxinas para emplearlas como medicamentos en las patología y aquí es realmente donde se aprecia el trabajo maravilloso de Hahnemann, que era poder saber qué cuadro clínico produce cada sustancia tóxica para saber entonces en qué enfermedades se puede utilizar.

Por lo anterior, la Homeopatía inicialmente nace de la repertorización exacta de los síntomas y signos del paciente, ya que a través de obtener los síntomas y signos del paciente se podía hacer el parangón entre los síntomas y signos del paciente y el cuadro patogenésico de una sustancia que presentara los mismos síntomas y signos.

Entonces esa medicina de hace doscientos años sigue siendo en este momento válida y es más está siendo reevaluada al colocarla al término científico, al colocarla en las explicaciones que ya no van a ser de la famosa energía vital de Hahnemann sino que ahora se habla de inmunología, de citoquinas, de moleculas, de interferones, de cambios funcionales, celulares, etc.., cosas que ya pueden ser más realmente explicativas de sus mecanismos de acción.

El efecto terapéutico entonces, es la desaparición de los síntomas, pero el síntoma es la manifestación clínica de la presencia de toxinas dentro del organismo, por lo tanto, si eliminamos la toxina ,el síntoma desaparece, pero entonces  no estamos eliminando el síntoma, sino que estamos eliminando el factor homotóxico que inducía la aparición del síntoma, entonces la desaparición del síntoma es debida a la acción del fármaco contra la toxina que producía este síntoma; estos son pues remedios de efecto causal y no son remedios de tipo sintomático.


La evolución terapéutica mostró que en los últimos 170 años se han desarrollado múltiples cuadros farmacológicos toxicológicos que han permitido que la cantidad de fármacos, dentro de la medicina biológica y la homeopatía halla aumentado considerablemente.

Posteriormente en la historia, porque el principio del trabajo de Hahnemann era básicamente con sustancias de orígen vegetal y mineral, y algunas animales, aparece Hearing que introduce los venenos de animales.

Aparecen entonces ya los venenos de serpiente, los venenos de abeja, los venenos de hormiga,etc.

Posteriormente Julian y Voll, particularmente introducen fuertemente el uso de los nosodes y la terapéutica isopática con sustancias nosodes, hasta que finalmente, llega Reckeweg e introduce los biocatalizadores celulares, es decir introduce el uso de sustancias ya de la propia biología molecular, para trabajar ya a un nivel que podemos decir intracelular o subcelular.

Posteriormente la evolución de las presentaciones también pudo ampliar el campo de ación de estos fármacos.

Se pudo observar como los inyectables -digamos en forma de pápulas intradérmicas- permitía introducir además unos efectos neurales, ya que cuando se toma un medicamento o el nosode y se coloca sobre el segmento metamérico del órgano afectado, no solamente se está haciendo el efecto inverso, biológico, homeopático, sino que además estamos generando un estímulo sobre los terminales nerviosos que están siendo irritados por el propio remedio, entonces estamos haciendo un doble efecto de acción terapéutica.

Los inyectables por ejemplo, intraperitoneales, pueden aumentar en  forma masiva la estimulación antitóxica de enzimas hepáticas, por eso muchas veces se puede inyectar en las fosas peritoneales, por ejemplo, mezclas de remedios homeopáticos inyectables; por otro lado, las inyecciones intravenosas, permitieron las respuestas inmunoestimulantes o inmunomoduladoras de eficacia comprobada, ya que estas sustancias, llamadas microantígenos, que se introducen se unen a proteinas plasmáticas y se generan de inmediato reacciones específicas.

Las inyecciones locales pueden permitir el estímulo trófico y regenerador de los tejidos, por ejemplo, los amplios efectos benéficos del Zeel y del Traumeel, cuando son inyectados intraarticularmente.

La evolución terapéutica también plantea otros esquemas, por ejemplo la via oral plantea nuevas explicaciones ya que, la rápida acción de diluciones muy potenciadas como podía ser por ejemplo, los homacord, con 6, 15, 30, 200, o los injeeles específicamente con potencias, injeeles simples o injeeles fortes o los homacordes que mezclaban dos o tres sustancias en acordes de potencia, hacen pensar en un efecto más de tipo catalítico que de la absorción farmacológica ya que muchas veces se observa que cuando el paciente echa las gotas en la boca, o se hace la toma, el efecto es inmediato en segundos, se pueden ver cambios.

Esto explica la acción catalítica de contacto ya que si fuera absorción farmacológica, se necesitaría entre 60 a 180 segundos para que se empezaran a manifestar los cambios químicos y muchas veces, antes de un minuto o antes de dos minutos de que el remedio halla sido aplicado, ya  se observan cambios característico en el paciente, lo que hace pensar de que el efecto no es por absorción, hipersorción de la sustancia y transformación de la sustancia en el exterior, sino que el efecto es por él estímulo biocatalítico que la sustancia ejercería sobre la mucosa.

El aspecto biocatalítico es una inducción por el lado físico y no por el lado clínico.

Todos los fenómenos vitales básicos: la herencia, la diferenciación celular, la transmisión de los estímulos, el movimiento, la contracción muscular, la memoria, es decir todos los procesos básicos de la vida, se explicarían a través de conceptos de la teoría atómica y molecular, es decir, a través tanto de fenómenos químicos, como de fenómenos físicos. ( O´Byrne)

La inhibición por realimentación fue descrita por UMBARGUERD Y PARGET, quienes vieron que es el principio cibernético regulador conocido en la química catalítica y principio dominante de lo que se llama biológicamente la Teoría de PAGES, Los productos de desdoblamiento de una reacción química actúan inhibiendo el posterior curso de la reacción .

Esto es muy importante porque muchos fenómenos en el cuerpo humano, muchos procesos catalíticos se bloquean porque las sustancias productos de las reacciones no se eliminan.

Si el sistema biológico se bloquea en su capacidad detoxificante y el Sistema Básico de Pischinger se  empieza a llenar de los subproductos, de las reacciones biológicas, entonces las reacciones biológicas se paran porque los subproductos no han funcionado.

Si se empieza acumular el piruvato en el tejido extracelular y si  no logra pasar a acido cítrico sino que se queda en forma de piruvato el Ciclo de Krebs se bloquea y entonces se detiene la energética celular.

Gran cantidad de los fenómenos patológicos ,desde el punto de vista de la biología molecular no son más que fenomenos de inhibición por realimentación debido a que los subproductos de las acciones químicas metabólicas no han podido ser eliminados del cuerpo porque están fallando los mecanismos de depuración o mecanismos de desintoxicación.

Añadiendo nuevo substrato se vuelve a poner en marcha la reacción, solo cuando los productos de degradación se eliminan o diluyen.

Esta es la importancia de las terapias de drenaje, de ahí la importancia de las terapéuticas desintoxicadoras, las colonoterapias, los ayunos, es decir todo lo que ayude a eliminar, porque solo cuando eliminemos los productos de degradación o los diluyamos, entonces vamos a lograr volver a poner en marcha , al adicionar un nuevo sustrato, en este caso, por ejemplo, los catalizadores homeopáticos.

Es indispensable entender de que el éxito de la terapéutica está en la buena eliminación de las sustancias de desecho tóxico del cuerpo.

La química enzimática actúa clásicamente mediante este mecanismo de inhibición por realimentación, y efectivamente, la concentración de productos finales del metabolismo, actúa inhibiendo la posterior actividad enzimática.


Las sustancias diluídas homeopatizadas constituyen un estímulo para la síntesis de enzimas adecuada, en el caso del metil colantreno, éste diluído inducía en la producción del hígado una enzima capaz de degradar el metil colantreno.

Si existe  un bloqueo en el piruvato, y damos natrium piruvicum homeopático, ese natrium piruvicum, estimula es desdoblamiento del piruvato para convertirlo en ácido cítrico e iniciar el ciclo de Krebs.

Cuando existe una sustancia tóxica acumulada, y  se da esa misma sustancia tóxica diluída para estimular la degradación y la eliminación de esa sustancia tóxica se puede recuperar todo el mecanismo bioquímico celular, es decir, evitar que esa inhibición por realimentación siga impidiendo el normal funcionamiento del sistema.

La produccíon de enzimas que limpia el substrato, se inhibe por la concentración del substrato entonces, en la medida en que el substrato se  va acumulando, llega un momento en que las enzimas que producían su acción ya no pueden actuar más y el efecto químico se detiene.

Es muy importante que comprender claramente este proceso. El sistema biológico está lleno de enzimas y sabemos que las enzimas son los elementos catalizadores que se encargan de que toda la química funcione bien. (O´Byrne)

Existen enzimas constitutivas que se producen en igual medida independientes de los factores externos, o  sea hay unas enzimas básicas del cuerpo que se tienen que producir todos los días en unas cantidades exactas para que funcione lo primario del organismo y lo que se llaman las enzimas adaptativas; esto como fue demostrado por BAIS y por WALT MENDEZEL, es una producción que siempre está regulada, o sea es una producción que aumentará o disminuirá según las circunstancias externas de la vida del medio ambiente, de la alimentación, el cuerpo generará más o menos según sea necesario para funcionar adecuadamente.(O´Byrne)

La terapia estimuladora ha mostrado cosas muy importantes. La terapia de estimulación ha tenido posibilidades importantes en el caso de fallas a nivel genético y de mutaciones, lo cual está fuertemente relacionado con la génesis del cáncer.

KOCH y varios investigadores de biología molecular han mostrado las posibilidades importantísimas que esto podría tener en la prevención y en el desarrollo posterior del cáncer.

Por ejemplo, en la génesis de tumores, es posible que exista una alteración en la inhibición y que éste mecanismo que debería "frenar" la duplicación celular, no está ocurriendo, esto se vió que era especialmente particular cuando se produce crecimiento irregular de celulas tumorales, y de hecho MICHAEL BRYAN demuestra que lo que se llama la inhibición por contacto, es decir, normalmente cuando unas células están creciendo, en el momento en que las células se tocan  y dejan de reproducirse

La celula cancerosa no hace esto, la celula cancerosa se toca y no le importa, o sea la inhibición por contacto no funciona, por lo tanto hay alteraciones enzimáticas intrínsecas dentro del proceso neoplásico.

HOSLTER pudo encontrar que había un mecanismo regulador en los leucocitos sanos que no se presentaba en los pacientes con la leucemia mieloide, o sea que se pudo ver que en el estudio de HOLSTER la inhibición estaba alterada y que no se producía el freno adecuado a la celula, sino que ella continuaba su reproducción sin darse cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Muchos fármacos activos, como  los medicamentos analgésicos que se consumen masivamente producen bloqueos enzimáticos, capaces de afectar los mecanismos de regulación, con lo cual por ejemplo, estos factores químico-enzimáticos que  detienen el trabajo de la célula  son destruídos por analgésicos, por antiinflamatorios y por fármacos de esa naturaleza.